Home Page

Solo escuchan el gotear de las paredes húmedas de aquella caverna. Sus manos se encuentran atadas al techo y no hay nada más que obscuridad. De repente, una puerta se abre y deja entrar un tenue resplandor de antorchas. “¡Krog quiere verlos!” dice un ogro con su voz carrasposa mientras les desata las manos, “¡Mover!” grita mientras les sacude y los lleva por delante de él.

Home Page

El Cristal de Calimshan Ghiarlid